viernes, septiembre 19, 2008

Soledad

soledad.

(Del lat. solĭtas, -ātis).

1. f. Carencia voluntaria o involuntaria de compañía.

2. f. Lugar desierto, o tierra no habitada.

3. f. Pesar y melancolía que se sienten por la ausencia, muerte o pérdida de alguien o de algo.


A pesar de ser estas definiciones muy válidas no llegan a descubrir realmente ese sentimientos triste y profundo que anega nuestras almas en determinadas ocasiones. Nos abruma esa sensación que nos ahoga en el pecho y que nos convence de que nadie nos entiende. Nos postra en una cama o nos obliga a estar constantemente ocupados. No deseamos conocernos y pensamos que ya tenemos suficiente con nuestros problemas para encargarnos de aquellos que nos quieren contar otras personas.
Lo siento, lamento sacaros de ese malentendido. Arrastraros fuera de esa pocilga de autocomplacencia en la que os habéis encerrado para regodearos en vuestros malos momentos. Si no os obligáis vosotros a salir de ella nadie lo hará. Todos somos iguales, todos nos sentimos incomprendidos, incomunicados, no muy valorados, o poco queridos en ocasiones, sino que se lo digan a Dexter.
¡Cuánto daño ha hecho el Príncipe Encantador! Nadie aparecera para rescataros de vuestro sueño eterno, de ese estado constante de depresión, de ese torreón que hoy es tu carcel. Tenéis que levantaros y sostener a algunas de esas personas que llaman a vuestro teléfono, porque esos serán los que os consuelen cuando lo necesitéis, los que os tiendan un hombro en el momento en el que creáis que habéis tocado fondo, puede que incluso se jueguen su corazón al poker por vosotros.
Dicen que no hay mayor soledad que estar acompañado y sentirse solo. Es cierto. ¿Por qué te sientes solo? Te sientes solo, porque te parece que vas una y otra vez a tocar a la puerta de alguien que no esta en casa. Otras explicaciones son que no sabe comprenderte, que no escucha lo que dices o que entiende lo quiere oir. No hay nada peor que te entiendan o que sequen tus lágrimas desconocidos y las personas con las que se supone que tratas a diario no lo vean o hagan oídos sordos. Te dan ganas de gritar aquello de ¡No me chilles que no te veo! Porque todos tenemos defectos y limitaciones que dificultan nuestra mutua interacción y comprensión.
Como mucho puede que algún ser de carne y hueso consiga haceros sonreir de vez en cuando y decida compartir con vosotros las vicisitudes de la vida. Probablemente Westley haya muerto en el mar y no sea capaz de venir a rescatarte de las garras del malvado Humperdinck; a menos que quieras cantar aquello de Mi novio es un zombie. Aunque las habilidades de la medicina moderna no sé si llegan a resucitar a los muertos, si no que se lo digan a W. Disney (es mentira).
Puntualizaré no obstante que no hay que conformarse y no se puede vivir con miedo. Hay que soltarse la melena al viento mientras que buscas a la persona que haga que esa sonrisa permanezca durante semanas, quizás meses. Un ser al que le puedas decir aquello de que te hace ser mejor persona. Al menos alguien que te haga darte cuenta que el mundo se colorea cada vez que das un paso adelante. Y mientras tanto deberías de rodearte de un león cobarde, un espantapájaros sin cerebro, un hombre de hojalata sin corazón, una niña inocente y un pequeño perrito que alegre el cotarro y siempre os meta en líos a todos. En la fiesta de tu vida nadie sobra y todos son bienvenidos, sólamente hay que saber escoger la ocasión.

2 comentarios:

Sara López dijo...

Es curioso cómo somos, eh? Nos molesta tener gente alrededor, porque siempre hay algo de ellos que no soportamos, o porque necesitamos estar con nosotros mismos en algún momento.
Pero luego no sabemos vivir solos, no sabemos...
Escribí algo sobre la soledad en mi blog "Mis reflexiones". Te invito a pasar, a ver qué opinas según mi opinión.
Un saludo,
Sara.

Álvaro José dijo...

me mola lo del perro que anime el cotarro.
nosotros tenemos a willi dando el coñazo. te kiero pollo drogata, tu lo sabes.
en las series anime siempre aparecen este tipo de mascotas curiosonas y este tipo de personajes autodisminuidos de gran tirada (vis comica), tipo el mago de hoz.
si es que el camino de baldosas amarillas inspira muxo.
no tenía na k ver con el tema pero ahi lo dejo. magustao el articulo, pero opinar sobre el meollo, sobre las reflexiones estas es pa gente más seriota k un payasete como yo XD, te kero enana.