jueves, septiembre 25, 2008

Religiones.

Algunas religiones, más bien las instituciones que las gestionan, son tajantes con nuestra forma de vivir la vida. Entiendo que existen cosas que se instituyeron y que servían más como normas sociales, en un momento en el que hacía falta esa regulación. Pero la función política que ejercieron las religiones, a mi modo de ver, está un poco desfasada.
Vinieron el otro día a tocar a mi puerta a ofrecerme un estudio gratuito de la Biblia. Hasta aquí bien. Pero la chica añadió, que era para saber qué esperaba Dios de mi vida. Me puse a darle vueltas a pesar de que no acepte la clase.
Yo mi parte espiritual la tengo bastante resuelta y llena. No soy atea, porque creo en algo. No soy agnóstica, porque tengo claras mis creencias. Es algo con lo que fijé en mi adolescencia, con la mayor parte de mis valores. Pienso que la espiritualidad, en mi, es algo individual y que ni unos tienen toda la verdad, ni otros estan equivocados. Si nos fijamos las bases de casi todas las religiones son las mismas. Haya una o veinte deidades. Puedas comer carne de pollo, avestruz o cerdo. Tengas que taparte el cuerpo o llevar gorritos (yarmulque). Las piedras angulares son el comportamiento correcto del individuo, el crecimiento y aprendizaje espiritual y, la identificación y creación de comunidades. Si todos los creyentes tienen eso en común, son tres valores básicos, la bondad, el conocimiento y la hermandad. ¿No deberiamos de centrarnos más en eso, que en qué alimentos esta permitido comer? Tienen tres pilares sobre los que se asienta su vida en común, hay alianzas que han sido fuertes con menos. O como mínimo, ya que tenemos eso dejar que el resto no sean más que meras anécdotas y no intentar homogeneizar el pensamiento, que de ahí no sale riqueza.
No creo que se te niegue la vida siguiente, eterna o la reencarnación, -lo cierto es que me da igual lo que pase después- porque llames a Dios Yahvé, Jesús, Alá o energía cósmica. Creo y espero que cuente más cuánto hayas amado, cómo has utilizados las herramientas que poseías y cómo hayas reaccionado a los obstáculos que te hayas encontrado.

3 comentarios:

ale/pepino dijo...

Un agnóstico normalmente tiene más claras sus creencias que un creyente de cualquier religión de las que yo conozco. Por lo menos el tipo de agnóstico que conozco (soy) yo.

mnznt dijo...

Ya, pero un agnóstico reconoce que lo divino está más allá de su entendimiento, con lo cual no se preocupa por comprenderlo, ni se come la cabeza. Yo por el contrario sí que pienso en ello por lo tanto no soy agnóstica.
Supongo que las tiene más claras porque para llegar al sólo sé que no sé nada, ha tenido que aprender y pensar mucho. Mientras que un creyente sólo tiene que aceptar como ciertos los dogmas de fe.

ale/pepino dijo...

Un agnóstico no tiene por qué reconocer que "lo divino está" en ningún lugar.