lunes, marzo 25, 2013

Bondad

Y ya estamos
otra vez
con adjetivos
que no termino
de entender.

Me dices
que soy buena.

Será que te parezco
un ser naíf.
Que representa
una realidad
ingenua y feliz.

Y sin embargo
todos sabemos
que soy todo lo que siente
dentro de mi;
hay partes de mi
que no son agradables,
útiles o bonitas.
Pero existen.
Acepto las taras
como parte de los dones.
Y utilizo esos pedacitos
de mi que no me gustan tanto
para entender a los demás.
Comprendo que somos todo
y no sólo una parte,
un instante o un momento.
Siempre se me dió mal
hacer subdivisiones
en las cosas
una vez interiorizado
el todo.
// Cosas de la dislexia.

Y aquí estoy
oyéndote decir,
una vez más,
que soy buena.
Y yo,
que no sé aceptar un cumplido
bajo los ojos
y me sonrojo,
porque no lo entiendo.
No consigo
concebir
que no percibas
el todo
que yo veo.
Y agradezco,
en voz bajita,
que decidas
quedarte
con la parte buena.

2 comentarios:

Jose Enrique Saiz dijo...

Yo ante es calificativo lo único que se contestar es... ¡¡VETE AL INFIERNO!!

Y tiene sus razones...

mnznt dijo...

Razones que espero que un día me cuentes con un café, té o lo que se precie.

A mi no me parece mal que me llamen buena, me puede parecer incompleto o irreal, pero allá cada uno con lo que quiera pensar. Y si piensan adjetivos positivos de mi, perfecto, eso es que voy mejorando en hacerme valorar un poquito :D

Cada día tengo menos claro lo de ser bueno o malo (¿para quién? ¿en qué circunstancias? ¿quién juzga?...). Es un concepto extraño, y creo que no tiene sentido juzgar a nadie en términos de bondad.