martes, abril 22, 2008

Guerra.

Estrategias, religión y valores,
hermosas palabras,
de tu justicia los pilares;
llantos, sangre y temores,
horribles vocablos,
de tu egoísmo daños colaterales.

Estoy dentro de ti,
siendo cómplice de miles de masacres,
pero un día me levantaré arrepentido,
llorando las lágrimas de millones de madres,
y te pediré explicaciones,
y tu cabeza vendrá de seguido.

Ya no estaré ciego al dolor,
querré mirar a los ojos de aquel que agredí,
y pediré mi más sincero perdón,
por de mi comodidad no haber querido salir.

Me disculparé
por lo que no he hecho,
por no luchar por sus derechos,
y no haberme sentado, antes, a meditar,
hasta el momento en el que mi pecho
se ha puesto a gritar.

1 comentario:

MARIALUISA dijo...

muy bueno pero cuida los tiempos verbales sobre todo en la ultima estrofa porque no suena bien te kero mami