domingo, enero 31, 2010

Amor

Apostaste tu corazón para salvar el mío,
vaciaste de lágrimas mis bolsillos,
los llenaste de autoestima y de grillos,
me apoyas en cada paso del camino.

8 comentarios:

Mujer a los 30 y tantos dijo...

Pues me alegro que tengas a esa persona a tu lado, conservala mientras dure.

urquijo71 dijo...

Tienes suerte de tener a una persona así a tu lado

mnznt dijo...

Siento haber tardado en decir algo, ha sido un principio de año movidito.
No puedo negar que tengo suerte. Pero la parte que me apetece destacar, y lo que quería con este texto es más bien mostrar cómo entiendo el amor. Requiere confianza, trabajo y que amar implica ayudar a crecer al ser amado, lo cual a veces es difícil porque hay que dejar a un lado los miedos propios que podrían ser malos consejeros.

Anónimo dijo...

Hola, soy "Anónimo-2". ¿Sabes? yo llegué a este tu rincón porque buscaba leer algo de poesía, o de literatura, no sé...me empujaba la melancolía y me encontré con este blog tuyo, desde entonces, de vez en cuando acudo aquí, a veces es para leer solo, pero si llego aquí casi siempre termino escribiendo algo. Espero no molestarte.
Una cosa que me llama la atención es la madurez que a veces veo en tí, tu capacidad para ver las cosas con tanta claridad y corrección. Supongo que eres una persona joven pero de pensamiento eres muy madura. Te envidio por ello. ¡Ojalá hubiera podido yo tener en mi juventud esa lucidez.

Ahora un pemsamiento bonito para un hombre.

Hace muchos años, tú, solo tú apostaste por mí. Creías en mí y luchaste por mi honor. Siento decirte que en aquellos años no supe apreciarlo ni valorarlo en su justa medida. Ahora, pasados ya los años, lejos uno del otro, sin poder comunicar ni tampoco procede ya ello, con lágrimas y agradecimiento en el corazón te doy las gracias y deseo como compensación que seas muy feliz, que hayas encontrado alguien que te quiera de verdad y como te mereces, que te sientas bien de salud y bien contigo mismo. Fuiste un buen hombre en mi vida. Gracias, estés donde estés.

Para tí también gracias por ocupar este espacio tuyo. Besos/Abrazos.

mnznt dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras.

Me ha encantado lo que has escrito :P Lo que te digo siempre, vuelve cuando quieras; y lo que digo lo digo de corazón. A ver si algún día te ayudo a sacar una sonrisa a un día gris o al menos unos versos hermosos.

Anónimo dijo...

Hola, soy "anónimo-2". Gracias.
Mis escritos deben destilar la mayoría de las veces tristeza, etc...
Sinceramente te digo que me refreno para no escribir pero hay algo dentro de mí que me empuja una y otra vez a escribir. Debe ser que necesito expresarlo y por alguna razón o por el simple azar te encontré aquí y como no recibo desaires por tu parte, continuo escribiendo. Tengo un poco reparo de hacerlo porque en realidad es tu espacio. Así que con tu permiso voy y vengo y dejo retazos de mi alma.

Para tí.

Hoy has alegrado mi alma: gracias.
Hoy he llorado de agradecimiento: gracias.
Hoy mi día terminará mejor: gracias.
Hoy pensaré algo bonito: gracias.
Hoy sentiré agradecimiento por lo que tengo: gracias.
Hoy he trabajado lo mejor que he sabido.
Hoy he mirado como tantas veces cosas y me he armado de valor: gracias.
Hoy no he escuchado lo que no debo escuchar: gracias.
Hoy has pasado una mano por mi mano: gracias.

Besos/Un toque suave con una flor.

mnznt dijo...

Un secreto, me encanta ir a presentaciones de libros porque me vuelven más creativa y escribo más.

Compartir no es que tu me leas y me digas ¡qué bonito!, es que vengas y establezcamos una conversación, un intercambio. Y me gusta compartir :P

Gracias por venir y pasarte un rato conmigo.

Anónimo dijo...

Hola, soy "Anónimo-2". Sí, creo que te estás volviendo más creativa. Ya sabes que desde enero más o menos no había aparecido por aquí y me ha gustado todo lo que escribes.
Veo generosidad por tu parte y de una forma u otra vuelvo a dejarte cosas. Para mí es una forma de comunicar y de expandir mi mente.
Siempre lo he hecho así, pero no siempre he recibido la respuesta merecida en otros lugares que ya no frecuento. Suena un poco presuntuoso pero fue así o yo no me creo merecedora de ciertas cosas que despues me han ido ocurriendo. Sencillamente, a veces, hasta tengo miedo...de lo que digo y de otras personas.
A veces y según donde te dejan marcada para siempre, ya no vuelves a ser la misma persona, e incluso ni para los tuyos, ni para tí misma.
Es como cuendo rompes un cristal...lo pegas, le pones esparadrapo, pero ese espejo-cristal se rompió y ya nunca será el mismo.
Yo te digo que me gusta lo que escribes porque me gusta y tambien para animarte en tu labor de escritora, comunicadora y en tu valentía como mujer.
Besos/ Y un ligero roce sobre tu mano.Gracias y hasta mucho tiempo. No sé cuando volveré.